Comunicado de la CUL ante la represión del 28 de abril

Morelia, Michoacán., a 14 de mayo de 2012

A los medios de comunicación nacionales e internacionales.

A la sociedad mexicana.

Las casas de estudiantes organizadas como Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) normalmente cumplen actividades y objetivos para la educación pública, albergando a estudiantes de escasos recursos de comunidades marginadas (indígenas las más de ellas), proporcionándoles alimento y becas, gestionando el ingreso y la estancia en la universidad de manera gratuita, dando una difusión de la educación en las comunidades de Michoacán, promoviendo en ellas cultura y la asistencia médica-alimentaria por parte de los mismos estudiantes.

La madrugada del pasado sábado 28 de abril la policía estatal -el cuerpo llamado GOE- y la policía federal, irrumpieron en 3 casas de estudiantes habitadas por alumnos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, con lujo de violencia, sin órdenes de cateo, ni órdenes de aprehensión, así, de manera ilegal, como en marzo de 1963 y octubre de 1966 en Morelia, al estilo de la guerra sucia que estamos viviendo en Michoacán desde que el gobierno federal emprendió el combate al crimen organizado. Lo sucedido la madrugada del sábado demuestra  la brutalidad de las fuerzas estatales, federales, y muestra sobre todo, la vulnerabilidad e indefensión en la que nos hallamos los ciudadanos.

Los jóvenes que sufrieron la violenta incursión de los GOE´s y de los federales en las Casas,  recibieron ataques con gases lacrimógenos, con macanas e incluso con bats de beisbol. Vieron policías quebrándole las rodillas a un joven, a otro lanzándole gas lacrimógeno para impedirle la visibilidad haciéndolo caer desde arriba de un cobertizo, y a más pateando y golpeando brutalmente a muchachos ya derribados en el suelo. los policías se comportaron como voraces rateros y vándalos: saqueando las despensas, robando laptops, mochilas, celulares y otras pertenencias de los estudiantes, destruyendo equipo de cómputo de las bibliotecas.

Hay temor de hablar, de decir lo que verdaderamente ocurrió. Muchos de los que fueron detenidos en un inicio, temen narrar la experiencia porque fueron explícitamente amenazados –hacia ellos y sus familias- durante las 12 horas en las que estuvieron retenidos.

Una serie de vejaciones hacia los estudiantes se acumulan progresivamente: la tortura que funda el proceso legal totalmente arbitrario, la campaña mediática de criminalización a la juventud, la desinformación orquestada en los medios masivos de comunicación.

Lo ocurrido el pasado sábado 28 de abril a miembros de nuestra comunidad universitaria, en espacios que son propiedad o están bajo resguardo de la Universidad Michoacana, que se sostiene con presupuesto universitario y que dan cobijo a cientos de jóvenes de escasos recursos que de otra manera no podrían estudiar una carrera, es un atropello intolerable e injustificable. Es una demostración de que la barbarie y la brutalidad se han impuesto como “estilo de gobernar”, ante la ausencia total de otras capacidades democráticas.

Universitarios congruentes con su pasado histórico de compromiso social, organizaciones sociales fraternas y ciudadanos conscientes de nuestros derechos, declaramos:

1.- Que sí se violó la autonomía universitaria, y se violentó a una parte de su comunidad.

2.- Que se hizo un uso excesivo y abusivo de la fuerza por parte de la policía estatal;

3.- Que se violaron los derechos humanos de los jóvenes moradores de las Casas que fueron allanadas;

4.- Que no se agotaron las vías del diálogo y la negociación con los estudiantes, ni se ha trabajado seriamente en atender sus legítimas demandas;

5.- Que se ha intentado generar la imagen de división entre los estudiantes y las comunidades, que a lo largo del estado han hecho suyas las demandas del movimiento y se han levantado, hartos de la condiciones de olvido y rezago que privan en todo el estado. Ante esto aclaramos que los estudiantes de Michoacán y el pueblo avanzan unidos. Este no es un movimiento estudiantil, sino, un movimiento de toda la sociedad.

Exigimos:

1.- Cese al hostigamiento jurídico y político ante instancias estatales, federales y universitarias de todos los detenidos y participantes en la toma de la UMSNH.

2.- Que se retire el cerco en los hospitales y se de información de los heridos, a sus familiares, a la comunidad universitaria y a la sociedad entera;

3.- Que se investigue y se castigue a los responsables del despojo, las lesiones, la destrucción de bienes, y, en su caso, los actos de tortura que hayan sufrido los estudiantes durante los hechos.

4.- Que el gobierno estatal debe resarcir todos los daños materiales causados al patrimonio universitario y al de los propios estudiantes afectados;

5.- Que cese de inmediato la campaña de difamación y desinformación orquestada por el gobierno estatal, las autoridades universitarias y medios de comunicación en contra de los estudiantes de las Casas y, en cambio, se ofrezca información fidedigna a la sociedad, para que ésta pueda entender los hechos y formar su criterio;

6.- Que se escuche y atienda con seriedad las demandas de los estudiantes de las Casas, así como del Movimiento de Aspirantes y Rechazados (MAR), respetando en todo momento sus derechos como seres humanos y como estudiantes.

7.- No se sigan reteniendo los recursos ganados para las Casas de Estudiantes, ni ocupar estos como medio de chantaje político.

Repudiamos el uso de la fuerza pública para reprimir la protesta social, la cultura de criminalización de los jóvenes y todo mecanismo –institucional, judicial, político o económico- que sirva para excluirlos de las oportunidades arrebatándoles derechos que les corresponden.

Aclaramos que la liberación de todos nuestros presos políticos fue con base en la movilización social y no a dadivas del Gobierno Estatal.

¡Cuidemos y defendamos a los jóvenes! ¡Sin los jóvenes no habrá país! ¡Sin pensamiento crítico y libertad de expresión y manifestación, estaremos abriendo la puerta a una dictadura!¡No permitamos que la violencia de estado reprima y silencie la acción ciudadana!

Coordinadora de Estudiantes en Lucha (CUL)

Solicitamos a los colectivos, organizaciones e individuos solidarios que adscriban este documento envíen su firma a memoria.nicolaita@gmail.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s