Marchan para demandar que se aclare el asesinato de estudiantes

Exigen a la CNDH que no deje sin castigo ni sea parcial en sus investigaciones

CITLAL GILES SÁNCHEZ | La Jornada Guerrero

Chilpancingo, 12 de enero. “No descansaremos hasta que Ángel Aguirre Rivero se vaya”, fue la frase que constantemente se repitió durante el mitin que hicieron estudiantes y organizaciones sociales de varias partes del país, en apoyo y respaldo de la normal rural de Ayotzinapa.

Antes, durante la marcha, en la que participaron miles de estudiantes y activistas sociales, exigieron justicia por los dos estudiantes asesinados durante la manifestación del pasado 12 de diciembre, y reiteraron la demanda de juicio político contra el gobernador Ángel Aguirre Rivero; de igual forma exigieron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que sea imparcial en sus investigaciones y no deje en la impunidad y sin castigo a los culpables de la represión que sufrieron.

A un mes del violento desalojo en el que asesinaron a dos estudiantes de la normal de Ayotzinapa, organizaciones sociales y de estudiantes de diversas partes del país salieron a las calles a dar el respaldo y apoyo a los normalistas del estado

Durante el transcurso de la marcha, los manifestantes gritaron consignas contra el gobernador, del que piden su separación del cargo.

La concentración del mega contingente comenzó desde las 10 de la mañana, en el parque del museo La Avispa, y partió minutos después de la una de la tarde con dirección al Palacio de Gobierno, donde hicieron un pequeño mitin y nuevamente gritaron consignas contra el gobernador Aguirre.

“En Ayotzinapa se forman normalistas, en Casa Guerrero se forman terroristas”; “Aguirre Rivero, terrorista con fuero”, “Aguirre, Peña Nieto y Calderón, la misma mierda son”.

Al iniciar el mitin, uno de los estudiantes de Ayotzinapa aclaró que la marcha fue pacífica y no hubo gente comprada, ni se destapó a ningún político a algún cargo de elección, “sólo gente que apoya por convicción, que quiere que la normal siga existiendo; no quieren que sigan reprimiendo, queremos justicia y sólo lo haremos mediante la movilización y la protesta”.

Los casi 7 mil estudiantes y activistas sociales que salieron a las calles de la capital a mostrar el apoyo a los normalistas de Ayotzinapa, manifestaron que Ángel Aguirre “está temblando” por el respaldo que miles de personas han dado a la normal, “y no vamos a dar un paso atrás a esta lucha, vamos a exigir justicia y castigo a los culpables y ejerciendo presión para que este gobernador se vaya, para que este gobernador que asesina a estudiantes se vaya. Ni un minuto de silencio, sino toda una vida de lucha”.

Tanto en la marcha como en el mitin, estuvieron presentes comisiones representativas de San Salvador Atenco, Estado de México; del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Instituto Politécnico Nacional (IPN), Universidad Nacional Autónoma de Guerrero (UNAM), de la UAG así como de las diversas normales rurales del país, entre ellas Sonora, Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, San Marcos Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Tlaxcala, Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas.

Además de organizaciones sociales como la CNTE, la Ceteg y el Frente de Masas Populares, que aglutina a más de 40 agrupaciones.

Durante el mitin, que duró poco más de dos horas, cada representación de las normales rurales que integran la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) tomaron el micrófono para mostrar su solidaridad con Ayotzinapa.

“No hemos caído, seguimos luchando por los compañeros”, dijo uno de los manifestantes.

Un estudiante de Ayotzinapa dijo que el acto era para conmemorar la masacre de sus compañeros, pero además dijo que “estamos demostrando que no estamos solos en esta lucha, hay todo un respaldo del pueblo y de estudiantes a favor de la justicia”.

Un estudiante de la normal de Puebla criticó que la sociedad los tache de “revoltosos”, que causan destrozos, “y no es raro que digan esas palabras, pero los invitamos a abrir sus mentes y sus horizontes para buscar una mejor solución a la educación y a la vida social”.

Lamentó que en un país donde nadie levanta la voz sea raro ver a jóvenes lanzando consignas, por eso, invitaron a la sociedad a alzar la voz para exigir justicia y respeto a los derechos humanos.

Cada una de las representaciones de las normales coincidieron en que “no descansaremos hasta ver que el gobernador, asesino de estudiantes, se vaya; que el gobernador sea castigado”.

Sobre la marcha a favor de Aguirre Rivero, consideraron que es un acto similar al de la masacre de Aguas Blancas, en 1995, cuando también salió la gente a respaldar al entonces gobernador Rubén Figueroa y reprocharon que los que salieron en esta ocasión, al igual que en el pasado, “son gente que vive del erario, que tiene un salario de más de 100 mil pesos, que no quieren dejar esos privilegios”.

Los estudiantes esperaron que en las conclusiones de la CNDH se vea el nombre de Ángel Aguirre Rivero y el de Humberto Salgado Gómez como y responsables de la matanza del 12 de diciembre.

Finalmente, los normalistas consideraron que la CNDH está dejando la puerta abierta a que se criminalice la lucha de los estudiantes de Ayotzinapa, al criticar su forma de lucha, porque han tenido que retener autobuses y camionetas.

Un mismo ideal

“Porque la rabia y el dolor no sólo es de Ayotzinapa, ni de Guerrero, es de también de Atenco, estamos unidos con un solo ideal, que es exigir justicia y libertad”, gritó el dirigente del Frente Popular en Defensa de la Tierra (FPDT), Ignacio del Valle, durante su llegada al parque del museo La Avispa, donde minutos después partiría la marcha en apoyo a la normal de Ayotzinapa.

La comitiva de San Salvador Atenco, Estado de México, hizo un pequeño acto en el que hicieron chocar sus machetes al son de la canción “el pueblo se levanta en la lucha, con voz de gigante, gritando adelante”.

Asimismo gritaron consignas como “Aguirre Rivero, terrorista con fuero” y “Qué es lo que quiere Guerrero, que se encarcele a Rivero”.

En su discurso, Ignacio del Valle manifestó que “la rabia que traemos por los hecho de hace un mes nos une en un mismo ideal, para exigir justicia y libertad, sobre todo en este caso donde no permitiremos que queden impunes las muertes de nuestros muchachitos, que son la esperanza de este país”.

Y luego se escuchó la consigna: “por qué los asesinan, por qué los asesinan, si son la esperanza de América Latina”.

Después de minutos de consignas, Ignacio del Valle prosiguió y destacó que el dolor y la rabia no sólo son de Ayotzinapa o de Guerrero, sino también de Atenco y de todos los mexicanos: “hombres, mujeres, niños y ancianos los que están denunciando estos atropellos del estado”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/01/13/index.php?section=politica&article=003n1pol

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s