El Ejército Mexicano, responsable del secuestro de los dirigentes campesinos ecologistas de Guerrero, Eva Alarcón y Marcial Bautista.

CIRCULAR URGENTE

México, D.F., a 8 de diciembre de 2011.

El Ejército Mexicano, responsable del secuestro de los dirigentes campesinos ecologistas de Guerrero, Eva Alarcón y Marcial Bautista.

En la noche del martes 6 de diciembre fueron secuestrados Eva Alarcón Ortiz y Marcial Bautista Valle, cuando se dirigían de Petatlán, Gro., a la Ciudad de México.

Viajaban en un autobús Futura de la línea Estrella Blanca, cuando fue interceptado antes de llegar a Tecpan de Galeana, donde se encuentra un puente en construcción. Estaba atravesada una camioneta negra, que testigos suponen, de alguna fuerza de seguridad pública. Subieron al autobús alrededor de siete hombres con armas largas dirigiéndose directamente a Marcial y obligándole a él y a su acompañante –Eva Alarcón-, que descendieran del autobús y ordenando al chofer al mismo tiempo que apagara las luces. Testigos de estos hechos mencionan que miembros del ejército se encontraban en el lugar como si fuera un retén militar.

Los compañeros Marcial Bautista Valle y Eva Alarcón Ortiz, se dirigían a la Ciudad de México para dar seguimiento ante las autoridades federales al conflicto existente en la comunidad “ La Morena ” de la Sierra de Petatlán, Gro., agravado por la presencia del crimen organizado en complicidad con diversas autoridades; el antecedente de este conflicto se remonta a la defensa de los bosques y el cuidado de los recursos naturales,

Marcial Bautista –presidente-, y Eva Alarcón –coordinadora-, son dirigentes de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, A.C., integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y militantes del Partido de la Revolución Democrática en el estado de Guerrero.

Ante este atropello criminal exigimos al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Felipe Calderón Hinojosa, y al Secretario General de la Defensa Nacional , Gral. de División Félix Galván Galván ordenen la presentación inmediata de Marcial Bautista y Eva Alarcón.

Por tanto, hacemos responsables de su integridad física, moral y sicológica al Ejército Mexicano.

A T E N T A M E N T E

Grupo Tacuba. Francisco Saucedo Pérez.

Secretaría de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos-PRD. Lucio Borreguín

Movimiento de Emergencia Nacional por la Paz. Mario Saucedo Pérez.

Movimiento de Liberación Nacional-MLN. Marcos Tello.

 REPUDIO A LOS ASESINATOS Y PREOCUPACIÓN POR LA DESAPARICIÓN DE DEFENSORES.
En los últimos 10 días han tenido lugar en diferentes partes de la Republica Mexicana  asesinatos, atentados y desaparición a los siguientes defensores de derechos humanos:
•    28 de noviembre, fue asesinado Nepomuceno Moreno Núñez, en Hermosillo, Sonora, quien denunciaba la desaparición de su hijo Jorge Mario Moreno.
•    2 de diciembre fue atacada a balazos Norma Esther Andrade, en Ciudad Juárez, Chihuahua, denunciante de feminicídios.
•    2 de diciembre murió Joel Santana Villa, miembro de una familia defensora de los bosques en Coyuca de Catalán, Guerrero, dentro del CeReSo de Iguala en circunstancias aún no aclaradas.
•    6 de diciembre desapareció y fue asesinado José Trinidad De la Cruz Crisóforo, defensor de la tierra y organización indígena en Santa María Ostula, Michoacán.
•    7 de diciembre fueron desaparecidos Eva Alarcón Ortiz y Miguel Marcial Bautista Valle, coordinadora y presidente respectivamente de la Organización Campesina Ecologista de la Sierra de Petatlan y Coyuca de Catalán.
Nepomuceno Moreno Núñez, José Trinidad De la Cruz Crisóforo, Eva Alarcón Ortiz y Miguel Marcial Bautista Valle son luchadores sociales y defensores de DDHH con largas trayectorias y miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Todos ellos habían señalado que tenían alto riesgo de ser agredidos; varios deberían haber tenido protección del Estado Mexicano para cumplir con medidas cautelares otorgadas por organismos nacionales e internacionales y evitar que las amenazas se concretaran.
Si bien el gobierno federal podrá argumentar que todos los casos eran de índole estatal el hecho es, que por tratarse de defensores que estaban relacionados a casos muy sensibles y de alto interés para la opinión pública, no debe negar su responsabilidad pues es el representante ante la comunidad internacional de Estado mexicano. Por ello está obligado a responder, coordinar y supervisar acciones entre la Federación y sus estados para proteger la vida, la integridad y la seguridad de todos los mexicanos.
Preocupante y alarmante es que se repita la misma política en los diferentes estados al negar el acceso a la justicia a todos aquellos que reclaman y defienden los derechos fundamentales y comunitarios  y reclaman por los asesinados y desaparecidos
Peor aún es que a los defensores asesinados se les quiera criminalizar y decir que las principales líneas de investigación están en función de las “relación de las víctimas con el crimen organizado”, o que los defensores de Derechos Humanos sólo defienden delincuentes.
Faltan a la verdad y atentan contra la dignidad de los defensores aquellos funcionarios que hacen declaraciones superfluas, sin elementos de prueba, intentando crear en la opinión pública una imagen negativa de los defensores agredidos.
Hoy en el país y en el estado de Guerrero, vivimos una aparente calma, pero en una violencia constante en la que toman parte tanto las fuerzas de seguridad como los diferentes bandos del crimen organizado. No corresponden las declaraciones sobre la disminución de los índices de violencia por la aplicación de los programas estatales de seguridad, como es el caso del Operativo Guerrero Seguro, con el incremento de las agresiones y asesinatos a defensores de derechos humanos y dirigentes sociales.
Es urgente la creación de mecanismos eficaces y oportunos para garantizar la seguridad y la integridad de los Defensores de Derechos Humanos y de los activistas sociales, ya que una vez más se demuestra la alta vulnerabilidad en que nos encontramos para realizar nuestras actividades.
Exigimos la investigación de cada asesinato, de cada desaparición y atentado. Investigaciones que deben ser apegadas a Derecho, que deben dar certeza jurídica y ser creíbles. Los responsables deben ser llevados a juicio y sentenciados para que paguen por sus acciones, terminando así con la impunidad rampante que se pasea por el país.
Repudiamos las acciones y omisiones del Estado Mexicano que permitieron cada una de estas agresiones.
Nos solidarizamos con las familias de cada uno de estos activistas y defensores a lo largo del país.
Exigimos al Estado Mexicano, con sus 3 poderes y en sus 3 niveles de gobierno, que asuma y cumpla su responsabilidad de proteger a todos y cada uno de los mexicanos.
Exigimos al Estado Mexicano que respete y garantice de manera irrestricta la vida y el trabajo de los defensores en las áreas civil, política, económica, social, cultural, ambiental y de los pueblos originarios.
¡BASTA DE AGRESIONES EN CONTRA DE DEFENSORES DE DDHH Y LUCHADORES SOCIALES!
Red Guerrerense de Organismos Civiles de DH 
Frente de Organiszaciones Democrtáticas del estado de Guerrero 
Comité de Familiares y Amigos Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero 
Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad 
Taller de Desarrollo Comunitario A.C.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s