Ante el asesinato de Nepomuceno Moreno Muñoz: ¡Ni un minuto de silencio, toda una vida de lucha! Alto al asesinato de los luchadores sociales

El día lunes 28 de noviembre de este año recibimos la terrible noticia que el compañero de lucha Nepomuceno Moreno Muñoz fue asesinado a sus 56 años de edad en Ciudad Obregon Sonora por un comando armado. Nepomuceno participó del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), encabezado por el poeta Javier Sicilia, en donde exigió justicia por la desaparición de su hijo Jorge Mario Moreno León de 18 años el cual fue desaparecido en el mes de julio de 2010 junto con dos jóvenes más. Meses atrás el compañero Nepomuceno había realizado sus propias investigaciones sobre el caso y llegó a la conclusión de que había sido desaparecido por policías municipales de Obregón en contubernio con la Procuraduría Estatal de Sonora. En cuanto consiguió demostrar esta atrocidad comenzó a manifestarse a las afueras del Centro de Hermosillo para denunciar la desaparición forzada de su hijo e inmediatamente comenzó el hostigamiento de las autoridades estatales. Nepomuceno Moreno entregó a Felipe Calderón, durante el Segundo Diálogo del MPJD con el gobierno federal, el expediente en donde se demostraba el acosamiento y represión que sufría por parte del gobierno de Sonora a cargo de Guillermo Padrés Elías.

El asesinato del compañero Nepomuceno es una muestra de que el supuesto “diálogo” que ofrecen las autoridades locales, estatales y federales, es una farsa; que el gobierno ha mostrado su negativa a cambiar su política de militarización y resolver el problema de raiz; que su postura es la de perpetuar el clima de terror y proteger, hasta las últimas consecuencias, a su fuerzas represivas, como la policía de Sonora denunciada por Nepomuceno. El asesinato de este luchador social, confirma la posición del gobierno ante la crítica a su estrategia y la vulnerabilidad de los que se oponen a ella, de los explotados y los oprimidos; da cuenta de que la equiparación de terrorismo, rebelión y obstrucción de las tareas de seguridad decretadas en la Ley de Seguridad Nacional son una realidad en nuestro país que amenaza con la muerte a los opositores de la supuesta “Guerra contra el Narcotráfico”.

Al terrible caso de Nepomuceno se suma recientemente el asesinato del compañero Pedro Leyva de la comunidad de Ostula en Michoacán, también miembro del MPJD, lo cual impidió su participación en del Segundo Diálogo con el gobierno federal; se suma al asesinato del joven activista Carlos Sinuhé Cuevas Mejía de la UNAM; se suma a los asesinatos de las luchadoras sociales en el estado de Chihuahua como Marisela Escobedo, Susana Chávez, Josefina Reyes y sus familiares, de los cuales, los sobrevivientes, viven exiliados, huyendo de los asesinos, como es el caso ahora de la familia de Nepomuceno. Luego de su asesinato la famila de Nepomuceno tuvo que salir del estado de Sonora ante el hostigamiento por parte del gobierno del Sonora, pues, por si fuera poco, el gobernador comenzó una campaña de criminzalización de Nepomuceno vinculándolo al crimen organizado, omitiendo que, a partir de su denuncia, había sido hostigado y amenazado constantemente.

El caso de Nepomuceno muestra como este gobierno responde con la muerte a todos aquellos que se oponen a la llamada “Guerra contra el Narco”, muestra la violencia con la cual este gobienro asesino responderá a toda crítica venga desde donde venga.

Ante el asesinato de Nepomuceno es necesaria nuestra amplia unidad de acción: debemos de actuar como uno solo para enfrentar el asesinato cruento de los luchadores sociales. Frente al asesinato de Nepomceno Moreno es necesario fortalecer la movilización, frenar esta política criminal donde es clara la complicidad (o la participación directa) de las autoridades gubernamentales .

 Salgamos juntos con el MPJD, las organizaciones obreras, sociales y de Derechos Humanos en una vasto frente en contra de la militarización del país que ponga un “hasta aquí” a este gobierno y a su “Guerra” que ha dejado más de 50 mil muertos, más de 25 mil desaparecidos y más de 100 mil desplazados

Nuestro grito hoy más que nunca es:

Ante el asesinato de Nepomuceno Moreno

¡Ni un minuto de silencio, sino toda una vida de lucha¡

Coordinadora Nacional Contra la Militarización del País (CONACOM).

México. D.F. 30 de noviembre 2011.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s