Legalizar las drogas, medida útil para reducir la violencia, afirman en foro

Se manifestaron contrarios a la guerra actual, pues se basa en pelear con el narcotráfico

Propusieron promover la autogestión en seguridad para evitar violaciones a derechos humanos

Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Domingo 13 de noviembre de 2011, p. 13

La guerra contra el crimen organizado lanzada por el presidente Felipe Calderón está basada, en gran medida, en pelear contra el narcotráfico, por lo que la legalización de las drogas sería un elemento útil –aunque no el único– para reducir los niveles de violencia, quitar recursos a los delincuentes y dejar de perseguir a los consumidores.

Así lo afirmaron algunos de los asistentes al segundo día de actividades del Encuentro Nacional por la Desmilitarización Inmediata, realizado ayer en la sección IX de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y que concluye este domingo en la escuela técnica del Sindicato Mexicano de Electricistas.

La discusión, en la que participaron diversas organizaciones populares, fue realizada en tres mesas temáticas donde se debatió sobre asuntos como la reforma a la Ley de Seguridad Nacional, la legalización de las drogas, el exterminio de grupos vulnerables, y la injerencia estadunidense a través del Plan Mérida, entre otros.

En uno de estos espacios, activistas señalaron que legalizar las drogas ayudaría a reducir los actuales niveles de violencia en el país, ya que se le quitarían recursos a los narcotraficantes, se controlaría mejor el problema de salud pública, que significa el consumo en algunos casos, e incluso se podrían aprovechar los usos industriales de productos como la cannabis.

Por otro lado, las organizaciones coincidieron en advertir que la construcción de la imagen de México como Estado fallido puede ser utilizada por Washington como pretexto para tener más injerencia al sur del río Bravo, lo cual se traduce en mayor grado de militarización de la vida pública y, por tanto, de control social.

También se hicieron propuestas en favor de promover la autogestión de la seguridad; es decir, replicar experiencias como las de la policía comunitaria en algunas comunidades de Guerrero, lo que podría impedir las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad.

Los asistentes al foro llamaron a organizarse al margen de los partidos políticos y las instituciones, y a rescatar espacios tradicionales de lucha como los sindicatos.

Entre las conclusiones de la sesión de ayer figuraron la necesidad de construir un referente nacional de lucha contra la militarización, la exigencia de abrogar en su totalidad la Ley de Seguridad Nacional, el llamado a cancelar la Iniciativa Mérida y la actuación de agentes estadunidenses en México, y la solidaridad con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y con las comunidades que en este momento padecen la llegada de efectivos militares.

http://www.jornada.unam.mx/2011/11/13/politica/013n1pol

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s