Detención arbitraria y desaparición forzada contra joven integrante de la Asamblea Estudiantil en Xalapa, Veracruz, México

Testimonio:

“Entre las 10:45 y las 11 pm, del domingo 16 de octubre, aproximadamente, una camioneta de la policía (la unidad era vieja, y se le veían rayas banco y negro), de la que no pude identificar número de placas ni el número en la esquina de las calles Honorio Rodríguez y Teodoro Avendaño, se detuvo tras de mí. Prendió sus faros y casi al momento dos policías me tomaron por los brazos y subieron boca abajo en la batea de la camioneta. Ahí había otro vigilando y dos más en la cabina. La camioneta avanzó bajando en contrasentido por la calle Manuel Hernández hacia el bulevar Ruiz Cortines, fue al dar la vuelta en esta calle cuando me sentaron con la espalda recargada en la cabina y comenzaron a preguntarme mi nombre, de dónde soy y qué estudio.

“Al no responder ninguna de sus preguntas comenzaron a decirme: “deja tus desmadres.” “Déjate ayudar”, “Ayúdanos y así te ayudas”.  No dije ni una sola palabra, sólo estaba en mi mente el miedo de no saber a dónde me llevaban.

“En un tope a la altura de la gasolinera de Ruiz Cortines, el conductor no bajó la velocidad, lo cual descontroló a los policías que me vigilaban; fue en ese momento que en un acto reflejo, y al no ir amarrado ni esposado, salté por una de las laterales de la patrulla y comencé a correr sin rumbo. Llegué al Teatro el Estado, en esa zona di varias vueltas por las calles, por espacio de 20 minutos. Para después dirigirme a mi casa, logré llegar sin otro percance.”

Antecedentes:

A este joven ya lo habían seguido de su casa a la Unidad de Humanidades de la Universidad Veracruzana, personas de civil con corte de cabello tipo militar en una camioneta. Lo habían vigilado más de una vez. Esta clase de hostigamiento ha sido constante contra estudiantes de la Asamblea Estudiantil Xalapeña.

Entre los hostigamientos a varios integrantes de la Asamblea se encuentran llamadas de los funcionarios Erik Lagos, subsecretario de gobierno, y Jorge Callejas, director de política regional, quienes trataban de persuadir a los jóvenes de reunirse con ellos y el secretario de gobierno Gerardo Buganza Salmerón. Los intentaron cooptar y alejar del movimiento, usaban frases como “ayúdanos a ayudarte”, con un tono amenazante. De hecho, Gerardo Buganza había hecho pública la amenaza de demandarlos penalmente, bajo cargos inventados como “robos y saqueos a tiendas”, los cuales no ocurrieron.

En esa ola de hostigamientos interveninieron sus teléfonos a los estudiantes. A los jóvenes los han vigilado camionetas con vidrios polarizados y sujetos de civil que utilizan radios. Incluso algunos de los familiares de los integrantes recibieron llamadas pidiéndoles que retiraran a sus hijos del movimiento estudiantil.

Algunos estudiantes también han denunciado amenazas de la Rectoría de sancionarlos administrativamente amenazando su carrera, usaron la frase “muerte estudiantil” y que no los dejarían titularse.

Durante el campamento que, en respuesta a la convocatoria mundial del Movimiento Indignados. realizaron el sábado 15 de octubre y el domingo 16, en Plaza Lerdo, frente al Palacio de Gobierno, como formas de intimidación, hubo presencia de informantes del gobierno que fotografiaban a los manifestantes y tomaban video directamente de los rostros de los participantes, así como también hizo presencia un pequeño grupo porril de la Federación Nacional de Estudiantes Rafael Ramírez –FNERR- evidentemente alcohólizado, en una camioneta Suburban blanca nueva, que estacionaron impunemente a media calle, con el pretexto de dar su apoyo al movimiento.

Funcionarios del Palacio de Gobierno pidieron insistentemente a los ocupantes de la Plaza que la desalojaran, porque el gobierno del estado instalaría un equipo de sonido para un acto oficial (a veces les decían que del DIF, otras que del Insen) que suspuestamente se llevaría acabo el domingo.

Contexto:

La Asamblea Estudiantil Xalapeña surgió a raíz de las protestas por el aumento de la tarifa del transporte público en septiembre de 2011. En ese contexto realizó marchas y movilizaciones, y ocurrieron los hostigamientos antes mencionados, a pesar de haber una mesa de diálogo con las autoridades.

Resistiendo la represión descrita, la Asamblea Estudiantil realizó otros actos culturales como foros en defensa del maíz criollo frente a los transgénicos y actividades de música en una celebración alterna del día de la Independencia. Asimismo siguen manteniendo su reunión en asamblea y comidas comunitarias en Humanidades.

El 15 de octubre, convocaron a un campamento en la Plaza Lerdo, difundieron por volantes, carteles, brigadas y por internet. Participaron en actividades de expresión política y cultural libre y pernoctaron en la Plaza una noche, del sábado 15 al domingo 16, haciendo uso de sus derechos de libre manifestaciòn y reunión.

A los intentos gubernamentales de cooptarlos o de intimidarlos han respondido con mayor organización y con acciones públicas (escribir con gis consignas por la paz y contra la violencia en la Plaza Lerdo, en tres ocasiones, incluidos el 2 de octubre y el 15 de octubre) que han concitado amplia solidaridad de otros ciudadanos, y personas en general, así como niños, niñas y jóvenes y de diversas organizaciones ciudadanas de la ciudad.

En el contexto de graves violaciones a derechos humanos en Veracruz, se teme no solamente la violación a garantías procesales, el encarcelamiento injusto o la persecución, sino el atentado contra la vida, la ibertad o la integridad física de los estudiantes.

Exigencias:

Garantizar la integridad física, psicológica y moral de los integrantes de la Asamblea Estudiantil Xalapeña y los familiares de cada uno, de la cual son responsables las autoridades municipales, estatales y federales de gobierno. Si le pasa algo a alguno de ellos, responsabilizamos directamente al Estado de Veracruz, al frente del cual se encuentra Javier Duarte de Ochoa.

Investigar y sancionar a quienes intentaron la detención arbitraria contra el estudiante (cuyo nombre reservamos a petición suya) y garantizar que pueda regresar a Xalapa y a continuar sus estudios en la Universidad Veracruzana.

Garantizar el pleno respeto a los derechos constituicionales de libre expresión, reunión, asociación y manifestación de los estudiantes y demás ciudadanos que participan en sus asambleas y actividades político culturales.

Que la Rectoría de la Universidad Veracruzana garantice que los estudiantes puedan ejercer sus derechos a manifestarse sin temor a represalias académico administrativas. El deber de la Rectoría es defender a sus estudiantes y protegerlos,  sin coartar sus derechos ciudadanos.

Atentamente

Asamblea Estudiantil Xalapeña.

Contacto:
correo@asambleaestudiantilxalapa.org

HYPERLINK “http://www.asambleaestudiantilxalapa.org/http://www.asambleaestudiantilxalapa.org

En Facebook: Asamblea Estudiantil Xalapeña

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Detención arbitraria y desaparición forzada contra joven integrante de la Asamblea Estudiantil en Xalapa, Veracruz, México

  1. Pingback: Encuentro Nacional por la Desmilitarización Inmediata « Zapateando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s