Ocosingo-Palenque, Chiapas, 16 de septiembre

Nos reunimos nuevamente con la delegación que asistió a Acteal, quienes compartieron sus experiencias en la tierra sagrada resguardada por la comunidad de las Abejas. Poe a mañana, una comisión partió a Oventic para ofrecer su palabra a los compas y compartir a la Junta de Buen Gobierno las experiencias, denuncias y reflexiones del MPJD.

El resto de la caravana llegamos a Ocosingo para movilizarnos y llegar al templete que los compañeros organizadores decidieron colocar frente al tianguis campesino del Mercado Dr. Belisario Dominguez, lugar emblemático de la lucha zapatista donde se dieron los primero enfrentamiento. Feliciano Ruiz leyó un documento en nombre de los locatarios, donde caracterizó la guerra como una ofensiva territorial y de contra insurgencia por la que se justifican las confrontaciones a predios y la intervención de proyectos de inversión de otros países. Denunciaron el aumento de la migración en la zona y el regreso de los habitantes en cajones y sin sus órganos. Exigieron la desmilitarización de la selva y el cese de la represión, la violación a derechos humanos y la impunidad. Luego el presidente de la coalición de locatarios del mercado dio un breve saludo a la Caravana.

Habló también un representante de Pueblo Creyente, de la parroquia de San Jacinto de ‘colajá’, Ocosingo y las diócesis de San Cristobal de las Casas, quien denunció los desalojos, despojos y violaciones de derechos humanos a la mujer, particularmente en la zona de aserraderos, al aumento de cantinas y consumo de drogas que desgarran la unidad de las comunidades y familias.

El compañero Gonzalo Ituarte dirigió, en una primera intervención, unas palabras a los colonos de Ocosingo en tseltal, dialecto del maya de la región. El padre Alejandro Solalinde rescató las lecciones del 94′, mencionando que la caravana llegaba al lugar también para dar cuenta del reconocimiento a su lucha. Enfatizó que soñar sin organizarse es una pesadilla a largo plazo, haciendo hincapié en el valor de la organización en red que se había generado en la zona, así como los proyectos desarrollados, entre los cuales destacó el agriecológico, agradeciendo a los compas Toño y Juanita que fueron al albergue a enseñarles y dejar su experiencia a los compañeros centroamericanos que deciden quedarse en el albergue a apoyar y solidarizarse con sus hermanos.

De laos familiares de víctimas que acompañan a la caravana, participó Olga Reyes, quien denunció el asesinato de 4 hermanos suyos, un cuñado y un sobrino en Cd. Juárez, raíz del compromiso político y de lucha de su hermana Josefina en la defensa de la vida y los derechos de las mujeres en Chihuahua. Denunció asimismo la ejecución de Marisela Escobedo quien exigía justicia frente al palacio de gobierno del estado para su hija Rubí. Tomaron la palabra Aracely Rodríguez para denunciar la desaparición de su hermano el maestro Carlos René, y María Herrera quien además de denunciar la desaparición de sus cuatro hijos, reprobó enérgicamente las siete asesinatos y los más de 130 heridas que tuvieron lugar el día anterior en Michoacán.

Por último y en una segunda intervención, Gonzalo Ituarte participó a los presentes sobre los contratiempos ocasionados por los deslaves en la carretera desde Oventic que impidieron a Sicilia llegar a tiempo al acto.

Palenque, Chiapas

Partimos hacia Palenque y llegamos ya por la noche, donde nos esperaban distintas organizaciones e independientes con veladoras para la movilización. Con la voz un tanto cansada pero el ánimo combativo cantamos las consignas hasta llegar al kiosko de Palenque, donde una comitiva nos esperaba en el templete. La hermana Mica dio la bienvenida, hablando de la utopía como el reino de nuestra lucha.

El padre Alberto, de la Parroquia de la zona Cho’l que abarca Palenque, Playas de Katazajá, Tumbal´, Salto de Agua, Tila y Sabanilla, en nombre de sacerdotes, pastores, laicos y laicas, recordó la lucha y entrega de Tatik Samuel, pidiendo un minuto de silencio. Denunció la Lay de Seguridad Nacional y refrendó como suelo común para la discusión y la organización, las denuncias del MPDJ respecto del tema del cambio del enfoque miliarista de la estrategia de seguridad, así como las propuestas que intelecutales y juristas y el mismo rector de la UNAM elaboraron y dieron pública hace unas semanas.

Rocato, denunció las amenazas de muerte y los hostigamientos que al día recibe Fray Tomás González, del albergue para migrantes la 72, denunciados ya por Amnistía Internacional.

Luego, el padre Alejandro Solalinde, apropósito del 16 de septiembre, quizo destacar que el legado de nuestra independencia se debe en buena parte a la unidad de más de 100 personas del clero de base, a quienes les fue como “en feria”. Profundizó en la aún dependencia del pueblo mexicano, en las cadenas sutiles que nos tienen en una época donde lo humano está devaluado. Fiel a su credo, apeló a la vigencia de la figura de Jesús como verbo y no como sustantivo, como la base para una nueva estrategia.

Tomó la palabra fray Tomás González quien dio un pronunciamiento para los migrantes de Tenosique. Habló de la importancia de visibilizar un sistema expulsor y vomitador de migrantes, una frontera que como un campo minado expone a quienes la cruzan a ingresar al país despojados de sus derechos. Denunció la complicidad del INM con el crimen organizado que, por la corrupción, es un caldo de cultivo para la trata de personas y su impunidad. Mencionó que los albergues huelen a muerte, a crucifixión y que en ellos, los defensores de derechos humanos también somos víctimas. Comparó la situación del país a las peores tragedias de la historia, como el holocausto judía.

Luego, Javier Sicilia repudió que el poder del dinero ha irradiado al ser humano reduciéndolo a un recurso humano y al naturaleza a un recurso natural; que lo económico invade toda la vida y por ello tenemos crimen, despojo y miseria. Exaltó a quienes han tomado en serio el amor de la caridad, la entrega del ser, desde donde debe hablar lo humano, hasta ponerse incluso entre paréntesis a sí mismos, como Tomás González y Alejandro Solalinde. Rescató el lenguaje de su tradición, la evangélica, la profética, no sin mencionar que a veces las cerrazones ideológicas hablan desde donde no deberían hablar. Dijo que un profeta es aquel que devuelve los significados verdaderos a las tribus al igual que el poeta y hacen vivir a la palabra. Reivindicó una tradición de occidente que reverbera en los pueblos indios a la vez que la tradición de los mormones, a la cual pertenece Julián Le Barón. Exhortó a articularnos en torno a estas tradiciones para salvar a la nación.

Por parte del Comité de Migrantes de la Parroquia de Palenque, la señora Paula, denunció las extorsiones, secuestros, trata y prostitución que padecen los transmigrantes entre los cuales las mujeres son las más vulnerables. Suscribió la demanda de la desaparición del INM.

Luego de que el padre Alberto conmocionó a los presentes con una canción compuesta por la comunidad, “Cómo hablar de paz, participó el Comité de Defensa de Libertad Indígena. Reprobó la política de encarecimiento, el alza de la canasta básica y el problema de la juventud. Responzabilizó a Calderón de que en el campo cada vez son menos los que cultivan, exigiendo el derecho a las autonomías de los pueblos indígenas y el cese a la discriminación de los migrantes e indígenas.

Las compañeras de la Casa de Apoyo a la Mujer en Chiapas hablaron sobre los feminicidios y la invisibilidad de la violencia contra las mujeres, que contrasta con las leyes y programas detentados por lso servidores públicos. Exigió justicia para los 1456 asesinatos de mujeres en los últimos 5 años, de los cuales solo el 4% ha sido llevado a juicio. Denunciaron a si mismo dos casos particulares de violencia de ex-esposas de militares.

La Coalición Ciudadana de Palenque denunció el maltrato, racismo y discriminzación en las instituciones de salud pública del estado. Por parte de los familiares de víctimas de la Karvana Amanda Puente dio a conocer el caso de la desaparición forzada de su hijo. Julián Le Barón llamó a reflexionar sobre la relación entre la dependencia de los recursos, los legisladores y la coerción que tal dependencia ejerce sobre ellos. Rescató el ejemplo e Acteal como uno de dignidad comunitaria porque la comunidad se hace cargo de si misma, garantizando salud, educación y cultura, sin pedir ayuda al gobierno.

Para finalizar un desplazado de la aldea 9 cercana a la frontera con Guatemala en la Selva Lacandona solicitó el apoyo del MPJD ante el desalojo violento que sufrió su comunidad y que los tiene ahora en Nuevo Progreso, base de apoyo zapatista, con 114 niños, en su mayoría enfermos. Se armó la colecta en apoyo a los desplazados y nos retiramos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s