Cd. Hidalgo, Chiapas, 14 de septiembre

Llegamos a Cd Hidalgo para, luego de comer, dirigirnos hacia la frontera donde se realizaría un acto binacional. Al grito de “Abajo, abajo, abajo las fronteras, paso libre hermano, por nuestras tierras” cruzamos la aduana para encontrarnos con organizaciones de centroamérica —como la Coordinadora Latinoamericana de organizaciones del campo, Comité de Unidad Campesina y la Unión Nacional de Regionales Campesinas Autónomas— y ofrecer el discurso del perdón leído por Javier Sicilia. Éste comenzó con unos versos del poeta guatemalteco González de León que expresa el perdón de no haber visto bien, y al tiempo debido, la problemática que nuestros hermanos migrantes enfrentan en el territorio mexicano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El discurso del perdón planteó que el MPJD levantó tarde la voz para denunciar el hostigamiento, la extorsión, ejecuciones, desapariciones, torturas y trata de migrantes. Javier Sicilia planteó que esta caravana permitía compartir los caminos de las víctimas de la guerra del sureste y del norte del país que no sólo proviene de las bandas criminales sino del gobierno que también es criminal. El MPJD pidió perdón por no levantar la voz antes por la situación de los migrantes en nuestro territorio, que ha afectado a miles y ha humillado la dignidad humana. Estos actos despreciables de las bandas al servicio del narco, del gobierno criminal en complicidad, es considerado por el movimiento como un atentado contra la vida. El INM fue puesto como el ejemplo más representativo de la impunidad y la corrupción en nuestro país y se llamó a la refundación de todos los organismo migratorios del país. La barbarie a la cual están sometidos nuestros hermanos migrantes hizo que México pasara de ser un ejemplo de solidaridad en el ámbito internacional, como en el caso de los exiliados de la guerra civil española o de los llamados procesos de paz durante la guerra civil en centroamérica, a ser un ejemplo del cinismo y la impunidad. El objetivo de esta caravana era revertir esto construyendo dignidad y paz que, en el caso de Chiapas y centroamérica, debe de ser el derecho al libre tránsito. Este discurso del perdón resaltó la labor loable de los albergues para migrantes en el país, como el albergue impulsado por el padre Alejandro Solalinde.

Destacaron las participaciones del Comité de Unidad Campesina que, inspirados por la palabra del Popol Vuh, reinvindicaron la defensa de una cultura que atraviesa las fronteras, denunciando la Iniciativa Mérida y las políticas migratorias que generan las rupturas del tejido social, la desintegración familiar y la precarización de la vida. Algunos compañeros denunciaron casos específicos, como el de una compañera de Guatemala que sufrió en Arriaga de abusos sexuales y torturas por parte de un Coyote al cruzar la frontera hacia el país.

Por parte del MPJD, se leyeron unas palabras del posible y/o naciente espacio de articulación de jóvenes, empático con los migrantes y comprometido que, sin embargo, rodeó de manera ambigua y ahistórica el conflicto particular de la frontera, tanto económica como socialmente.

Los compañeros de la organización Plan de Ayala participaron con mensajes de quienes integran su organización en países como Colombia, Guatemala, Argentina, Honduras, Brasil, Nicaragua entre otros, apelando al respeto de las formas ancestrales de organización y uso de la tierra para revertir los procesos de contaminación, despojos y saqueo ocasionados por la ofensiva neoliberal.

Luego de la movilización en la frontera chiapaneca con Guatemala se realizó un acto en la Plaza Pública de Ciudad Hidalgo en el espacio autorizado por el municipio de Suchiate antes de la actuación de la marimba municipal. El acto, sin duda alguna, tomó como mayor tema la denuncia de la situación de los migrantes de centroamérica que día a día pasan por la frontera de Ciudad Hidalgo, Chiapas, hostigados y vejados por el Instituto Nacional de Migración, la policía de todos los niveles de gobierno, los militares y el narcotráfico.

El primer discurso estuvo a cargo de Isabel Romero de la UNOCRA-OCNN-MLN y otras organizaciones sociales del lugar, en donde se habló de la necesidad de convertir la frontera en un espacio de paz y no de guerra para los miles de migrantes de todos los países de centroamérica. Isabel Romero resaltó la importancia de la Karavana al sur por la visibilización de la inmensa marginación de la región del sureste mexicano. Se realizó una denuncia pública de la detención de Carlampio González Hernández, preso político del MLN, que lleva ya 1 año y 6 meses de apresamiento por luchar en el estado.

Después hablaron hermanos migrantes que participaron de la Karavana de Paz y de la Karavana Paso a Paso por la Paz, que llegó al D.F organizada por el Movimiento Mesoamericano de Migrantes y el padre Alejandro Solalinde. Hombres, mujeres, jóvenes, de cara tapada, sin dar su nombre por posibles represalias, comenzaron la denuncia de la situación que pasan los migrantes en su paso por México.

En primer lugar un joven de El Salvador planteó que era un “honor” la recepción de la población de México y de la acción en la frontera con Guatemala, a la vez que denunció con el rostro cubierto que las policías de todos los niveles y los funcionarios del INM son los que roban a los migrantes a lo largo de su camino. Este joven tuvo a su esposa secuestrada por policías municipales del Estado de México tras su paso por el albergue de migrantes de Lechería.

Continuó una compañera hondureña, catracha, quien denunció que las mujeres centroamericanas son violadas por las autoridades de México. Denunció en caso de su amigo Julio Fernando de 19 años que fue asesinado a pedradas por la policía municipal en Tultitlán el 4 de agosto del 2011. Planteó que los migrantes deben de luchar no sólo contra las vejaciones en México sino contra sus respectivos gobiernos. Resaltó el caso de la situación de represión en Honduras luego del golpe de estado contra Manuel Celaya. Para esta compañera la lucha debe ser hoy y no mañana. Llamó a sus compatriotas al otro lado del río Suchiate a organizar la resistencia.

Acto seguido Sicilia dio lectura nuevamente al Discurso del Perdón.

Tomó la palabra una compañera de El Salvador que fue rescatada por Solalinde. Narró las atrocidades que padecen los migrantes a su paso por la “Bestia”. Ella misma fue secuestrada durante su trayecto por polleros guatemaltecos, sufriendo acoso sexual e intento múltiple de violación. Estuvo secuestrada en Coatzacoalcos durante más de 25 días hasta que el albergue de Ixtepec dio con ella. Planteó que ese acontecimiento le cambió la vida, ya que desde su liberación colabora con el Movimiento Mesoamericano de Migrantes, de donde participó en la Caravana Paso a Paso por la Paz.

Un compañero, también salvadoreño, relató un suceso estremecedor. Él fue secuestrado junto con cinco jóvenes más. Cuatro de ellos escaparon para ser de nuevo secuestrados por la policía estatal de Tamaulipas y llevados al primer lugar del secuestro, lo que demuestra la asociación entre las autoridades y las redes de trata y secuestro en contra de nuestros hermanos centroamericanos. El compañero planteó que la policía mexicana es lo más corrupto del país. Relató que uno de los cinco secuestrados de 14 años fue mutilado ante sus ojos, que una de ellas fue violada frente al resto. Llamó a la necesidad de la cancelación de la visa y de los trámites del INM para evitar los peligros que corren todos los centroamericanos.

Otro compañero Hondureño habló de la condición “de perros” que viven los centroamericanos en México. Denunció los permanentes retenes en Edomex cercanos al albergue de Lechería donde son robados y secuestrados, planteando que es una ruta que no pueden evitar. Refirió su amor y sentir por el pueblo de México aunque reclamó la poca solidaridad por ellos y preocupación por transformar el INM.

Casi al final las autoridades municipales de Suchiate intentaron cortar abruptamente el acto. Ante los gritos de los presentes y de la presión de las víctimas y los hermanos migrantes arriba del templete, se le permitió hablar a una última víctima de Honduras. Ella habló de su participación a la caravana Paso a Paso por la Paz, relatando los viajes realizados a todos los países de centroamérica para convencer con tres meses de anticipación a cientos de compatriotas de la necesidad de movilizarse hacia la capital del país, la Cd. de México, observando una combativa respuesta. La caravana tomó “La Bestia” visibilizando el dolor de los migrantes. Insistió en la justeza de la desaparición del INM, pues para ella las fronteras nos dividen y la humanidad nos une.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s