Nunca se autorizó Rápido y furioso: Obama

Dpa
Periódico La Jornada
Jueves 30 de junio de 2011, p. 12

Washington, 29 de junio. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que se tomarán acciones apropiadas por la controvertida operación Rápido y furioso (Fast and furious) de trasiego controlado de armas a México, pero subrayó que primero esperará a que concluyan las investigaciones del caso.

En cuanto la investigación se haya completado, creo que se tomarán acciones apropiadas, dijo Obama en conferencia de prensa realizada en Washington.

En ese contexto, el mandatario reiteró que las más altas autoridades de su gobierno nunca dieron luz verde a un programa que ha cuestionado duramente el trabajo de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), instancia que lo llevó a cabo.

“He dejado bien clara mi opinión de que ese (operativo) no sería un paso apropiado de la ATF, y tenemos que averiguar cómo pudo pasar”, señaló.

Mi fiscal general (Eric Holder) ha dejado claro que desde luego nunca habría ordenado que se permitiera el paso de armas a México, agregó el mandatario.

Rápido y furioso comenzó a finales de 2009 en Arizona, cuando la ATF permitió que traficantes ingresaran de forma ilegal armas de alto calibre a México, con el objetivo de tratar de localizarlas en escenas de crímenes y así rastrear a los cárteles, aunque finalmente se perdió el rastro del armamento.

A instancias de la oposición republicana, el Senado ha iniciado una investigación del programa. Un informe elaborado por senadores de ese partido fustigó a mediados de mes lo que calificó como un plan desventurado e irresponsable que “nunca logró el laudable objetivo de desmantelar un cártel de drogas”, pero que provocó la pérdida de vidas humanas.

Entre las víctimas mortales se cuenta al agente fronterizo Brian Terry, en cuya escena del crimen el pasado diciembre se hallaron dos armas rastreadas por medio del mencionado programa. Su muerte desató a comienzos de este año las demandas de una investigación sobre el programa de la ATF.

También el gobierno de Felipe Calderón ha pedido explicaciones a su par estadunidense sobre Fast and furious, y la semana pasada reiteró su rechazo tajante a cualquier operativo que implique la introducción de armas a México de manera ilegal.

Según medios estadunidenses, el director en funciones de ATF, Kenneth Melson, testificará el mes próximo ante el Senado sobre el controvertido programa. El objetivo es determinar a qué nivel del gobierno de Obama se conocía el plan, denostado ahora por todas las partes, de acuerdo con los reportes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s