Se disparan pesquisas por drogas en 10 años

Lunes 27 de junio de 2011 Marcos Muedano | El Universal

Las averiguaciones previas por delitos contra la salud se incrementaron 163% en la última década, y el número de mexicanos que ha probado drogas alguna vez en la vida pasó de 2.5 millones a 4.2 millones

En la última década casi se han triplicado las averiguaciones previas por delitos contra la salud y, en el mismo lapso, casi se ha duplicado la cantidad de población que ha probado algún tipo de droga.

El informe Incidencia Delictiva del Fuero Federal, elaborado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), muestra que las averiguaciones previas por delitos relacionados con el narcotráfico se incrementaron 163%, al pasar de 24 mil 95 en 2000 a 63 mil 404 en 2009.

A la par, y comparando resultados de las encuestas nacionales de adicciones de 1998 y 2008, puede observarse que el número de personas que consumió drogas ilegales alguna vez en la vida pasó de 2.5 millones en 1998 a 4.2 millones en 2008.

Especialistas en estos temas hacen notar que estos indicadores revelan que la estrategia federal de combate al crimen organizado no ha logrado disminuir los narcodelitos ni aminorar el consumo. “No es el plan adecuado”, dice Javier Oliva, especialista en seguridad e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Han sido políticas desacertadas”, asegura Elena Azaola, académica del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

“Es tan malo el enfoque de las autoridades que ni siquiera le han puesto nombre a la estrategia para combatir al narcotráfico. En mi caso, la denomino ‘estrategia de la confrontación’, porque como confrontación sí ha dado resultados: los jefes de los grupos delictivos son cada vez más jóvenes, de 24 años. El aumento en el consumo de las drogas es una evidencia de las desatenciones del Estado”, dice Oliva.

Azaola asegura que el gobierno sólo se enfoca en atacar a los criminales, dejando a un lado las políticas sociales:

“Estos son temas y problemas complejos en los que deberían estar preocupadas las autoridades, y los que están tratando de dar solución, porque en realidad sólo se han enfocado en grupos criminales, pero no en atender el consumo de drogas. También es una prueba de que han sido políticas desacertadas el hecho del número de personas muertas por el combate al narcotráfico, que por las drogas mismas”.

Luis Astorga, estudioso del tema del narcotráfico, dice que hay que tomar con cierta distancia las estadísticas. “Lo que hace falta es mostrar, por un lado, la insuficiencia de los datos oficiales, la falta de especificidad de los datos, porque son muy burdos, muy banales, y en términos comparativos, como no hay una metodología única que se halla utilizado en los distintos sexenios, cada sexenio inventa sus métodos, hay pocas cosas que pueden ser comparables metodológicamente”.

Apostar por la prevención

El documento Incidencia Delictiva del Fuero Federal detalla que cada año aumenta el número de averiguaciones previas relacionadas con delitos asociados al narcotráfico.

El mayor repunte ocurrió en la segunda mitad de la década, cuando se abrieron 71% de las indagatorias.

De acuerdo con la base de datos del Sistema Estadístico de Averiguaciones Previas (SEAP), durante la última década se registraron 443 mil 155 indagatorias relacionadas con delitos contra la salud, es decir, cada 24 horas se habrían cometido 121 delitos.

Jalisco (72 mil 923 averiguaciones previas), Distrito Federal (61 mil 809), Baja California (53 mil 37), Sonora (37 mil 877) y Guanajuato (35 mil 439) concentran 58% de la incidencia delictiva prevista en los artículos 194 a 198 del Código Penal Federal.

En tanto que Tlaxcala (888 averiguaciones previas), Campeche (2 mil 444), Yucatán (2 mil 560), Tabasco (2 mil 700) y Zacatecas (2 mil 962) son los estados que menos incidencia registraron. El desglose de la incidencia delictiva por estado menciona que durante la última década disminuyeron la producción, el tráfico y el suministro de drogas; la comercialización, la posesión y el consumo se dispararon.

Mientras que en 2000 hubo 858 averiguaciones previas por comercio, para 2009 se reportaron 4 mil 717, lo que representa un incremento de 449%. El consumo y la posesión aumentaron 164%%, al pasar de 16 mil 343 en 2000, a 43 mil 306 durante 2009.

Javier Oliva dice que “se puede observar que la tendencia a la difusión del mercado del narcotráfico va de la mano con el fracaso de las políticas sociales, es decir, cuando analizamos el tema del narcotráfico sólo desde la perspectiva de la contención de las Fuerzas Armadas, lo que queda fuera es justamente la acumulación de políticas sociales de los gobiernos sin importar el partido político. El aumento en el consumo de las drogas es una evidencia de las desatenciones del Estado”.

Azaola asegura: “El problema es que el Presidente (Felipe Calderón) no quiere oír otras alternativas. Y no es que carezca de asesores, porque el Presidente bien que podría buscarlos y contratarlos. Él está casado y obsesionado con una sola idea. La meta que él se ha trazado es de destruir, destrozar y desaparecer a los narcotraficantes, una meta equivocada e inviable”.

Sólo 80% se denuncian

Los reportes del SESNSP por cada estado indican que los delitos afectan a todo el país, sin embargo, algunas entidades como Jalisco, Sonora, el Distrito Federal y Chihuahua son las que registran la mayor incidencia.

Un ejemplo es que de mil 711 delitos por producción que se registraron en la última década, Jalisco, Chihuahua, Sonora, Michoacán, Chiapas y Oaxaca tuvieron 73%.

Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Baja California, San Luis Potosí y Durango encabezan la lista de entidades con mayores registros por transporte de drogas, al agrupar 8 mil 822 averiguaciones (62%(. En lo que se refiere al tráfico, Sonora, DF, Jalisco, Michoacán, Quinta Roo y Baja California tienen 70% de los mil 508 delitos reportados en los ministerios públicos federales.

Para el comercio, Jalisco, Sonora, Sinaloa, Veracruz, Distrito Federal y Nayarit concentran 47% de los 36 mil 761 delitos. Para el suministro, DF, Estado de México, Jalisco, Morelos, Sonora y Colima tienen mayor incidencia, al registrar 72% de los 4 mil 532 delitos, refieren los reportes.

En cuanto a la posesión y consumo de drogas, Jalisco, Baja California, Distrito Federal, Sonora, Guanajuato y Nuevo León registraron 335 mil 181 delitos, 66% de las averiguaciones.

“Habría que tomar en cuenta que sólo 80% de los delitos se denuncian. Hay muchos problemas con las cifras. Hay que tener conocimiento científico y rigor para valorar los datos y saber cómo deben de ser manejados e interpretados, no pueden de alguna manera sacarse de contexto como capricho, entonces hace falta información y conocimiento”, dice Azaola.

Oliva asegura que el número de delitos que se cometen cada día es una cifra imposible de conocer, por lo que sólo se pueden tener datos aproximados, como sucede con las ganancias que genera el narcotráfico. “Lo cierto es que el número de ganancias y delitos pone en evidencia que el problema de México no es un problema de democracia formal, sino de desigualdad”, agrega.

Alto consumo

La Encuesta Nacional de Adicciones 2008 muestra que en el país hay una población de más de 3 millones de personas que consumen drogas y de casi 430 mil adictos.

Los reportes por estado indican que Chihuahua (55 mil 704), Hidalgo (38 mil 891), Distrito Federal (33 mil 576), Jalisco (29 mil 756), el Estado de México (28 mil 77), Nuevo León (26 mil 691) y Baja California (26 mil 518) registran el mayor número de adictos.

Para la población que consume cualquier droga ilegal sin llegar a la adicción, los estados más afectados son el Distrito Federal (516 mil 34), Tamaulipas, (234 mil 545), Guanajuato, (230 mil 230), Jalisco (226 mil 758), Baja California (192 mil 915), Veracruz (143 mil 40) y Chihuahua (138 mil 569).

En cuanto a la exposición a las drogas, la encuesta indica que hay más de 10 millones de personas vulnerables. El Estado de México (1 millón 645 habitantes), Distrito Federal (1 millón 089), Jalisco (760 mil 127), Veracruz (560 mil 67), Chihuahua (466 mil 927), Baja California (452 mil 832) y Puebla (415 mil 194) son los estados con los mayores porcentajes.

Al comparar los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008 y el número de averiguaciones previas de delitos contra la salud que registra el Secretariado Ejecutivo, se puede ver que la cantidad de consumidores de drogas —casi se duplicó— se ha incrementado a la par que el número de denuncias por delitos relacionados con el narcotráfico —casi se triplicó—. Mientras que en 2000 se registraron 858 averiguaciones previas por comercio, para 2009 se reportaron 4 mil 717, lo que representa un incremento de 449%. El consumo y la posesión crecieron 164%%, al pasar de 16 mil 343, en 2000, a 43 mil 306 en 2009.

Las denuncias registradas de 2000 a 2009 indican que Jalisco, Baja California, DF, Sonora, Guanajuato y Nuevo León registraron 335 mil 181 delitos por a posesión y consumo, lo que representa 66% de todo el país.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s