‘Rápido y furioso’ puso vidas en riesgo: legisladores en EU

Operativo que dejó pasar armas a México, parte de una estrategia “riesgosa”, “temeraria” y condenada al fracaso desde el principio, considera un reporte de elaborado por dos republicanos.

Notimex
Publicado: 15/06/2011 09:26

Washington. La operación Rápido y Furioso, que permitió el trasiego ilegal de armas a México, fue parte de una estrategia “riesgosa” y “temeraria” de rastreo que estaba condenada a su fracaso desde el origen, señaló hoy un reporte legislativo en Estados Unidos que critica la forma en que se soslayó el posible costo en vidas del operativo, así como la euforia que causó en responsable del mismo que armas que se dejaron pasar fueran halladas luego en escenas criminales.

El informe, elaborado por el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, y por el senador republicano Charles Grassley, consideró el plan de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas (ATF) como una “técnica investigativa temeraria”.

Issa reveló que en el diseño de la estrategia para el rastreo de las armas “la prevención de vidas no era una preocupación central”.

“Los agentes compartieron relatos escalofriantes de no hacer nada conforme criminales en Arizona llevaban las armas a los cárteles mexicanos de las drogas”, señaló el legislador republicano de California.

Uno de los agentes reveló que el supervisor oficial de la ATF de la operación Rápido y Furioso “estaba jovial, si no es que eufórico” cuando las armas que se permitieron pasar a México aparecieron en escenas de crímenes en ese país.

Otro de los agentes predijo que alguien moriría a raíz de esas armas y que el atentado contra la legisladora Gabrielle Giffords creó un “estado de pánico” dentro de la ATF ante la posibilidad de que una de las armas de “Rápido y Furioso” hubiera sido utilizada.

“Estos agentes han arriesgado sus vidas trabajando para ATF y han arriesgado sus carreras para exponer la verdad sobre una estrategia que estaba condenada desde el inicio”, señaló Grassley, uno de los principales críticos de Rápido y Furioso.

“El informe muestra la perspectiva de los agentes de esta riesgosa política de dejar pasar las armas”, agregó.

El reporte, elaborado para la audiencia legislativas que se celebra este miércoles sobre la génesis del operativo, incluye los testimonios de los agentes de la ATF, John Dodson, Olindo James Casa, Lawrence Alt y Peter Forceilli.

Issa y Grassley han insistido no obstante que una de las armas de Rápido y Furioso fue encontrada cerca de la escena del crimen del agente de la Patrulla Fronteriza, Brian Terry, asesinado en 2009.

Una investigación de la cadena CBS encontró con base en fuentes de la ATF que hasta dos mil 500 armas, incluidos 575 rifles de asalto tipo AK47 y otras calibre .50, fueron permitidas que fueran compradas en Estados Unidos y cruzadas a México.

La oficina del Issa planea emitir citatorios para la comparecencia de funcionarios del Departamento de Justicia que aprobaron el operativo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s