Sería un riesgo atroz sacar inmediatamente al Ejército

Exigir que se cumplan las demandas, lógica del diálogo, dice Álvarez Icaza
Alonso Urrutia
Enviado
Periódico La Jornada
Domingo 12 de junio de 2011, p. 7

El Paso, Texas, 11 de junio. La Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad prepara ya los primeros encuentros con los diversos actores políticos a quienes emplazó mediante la firma del pacto nacional ciudadano.

A unas horas de su ratificación en Ciudad Juárez ya se han iniciado los contactos con el Congreso de la Unión, se recibieron señales del gobierno federal para lograr un acercamiento y se tuvo comunicación de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

En una rueda de prensa ofrecida al término de la concentración binacional que tuvieron en esta ciudad fronteriza el poeta Javier Sicilia y Emilio Álvarez Icaza dejaron claro que el movimiento va al diálogo con la lógica de exigir el cumplimiento de las demandas ciudadanas tras haber recogido todos los testimonios de dolor y de agravio durante su recorrido por diversos estados del país. Estamos en la lógica de significar y representar a las víctimas, por lo que lanzaremos un emplazamiento a los Poderes para conocer cómo van a responder a estos puntos. Aún falta también una semana de trabajo donde mantendremos un esquema de visibilización del dolor, dijo Álvarez Icaza.

Durante la conferencia ambos salieron a precisar los alcances del pacto nacional ciudadano firmado ayer en Ciudad Juárez, porque se leyó un documento que ha causado mucho escozor en varios sectores, dijo Sicilia.

Precisó que el pacto mantiene los puntos originalmente planteados en el mitin celebrado en el Zócalo de la ciudad de México: verdad y justicia para las víctimas; fin a la estrategia de guerra; combate a al corrupción e impunidad, una nueva política social par los jóvenes e impulsar una reforma política que amplíe la participación ciudadana.

En este contexto Sicilia tuvo que precisar que durante la presentación del pacto ayer se leyó un documento que incluía además de los puntos del pacto original las relatorías de las discusiones que se tuvieron con diversas organizaciones en Ciudad Juárez. Sin embargo, estos puntos sólo forman parte de la relatoría de la discusión y no formalmente del pacto, que se mantiene en los términos originales.

Hay muchas agendas entre quienes participaron en el encuentro que se recogieron en las relatorías, pero el pacto en sí mismo representa el piso mínimo que se debe tener para discutir ante los Poderes del Estado, el resto son puntos que habrán de procesarse.

El poeta puntualizó que formalmente se mantiene la postura de exigir el fin de la estrategia de militarización y no la salida inmediata del Ejército que algunos sectores demandaron ayer, porque si bien la posición rápida y visceral del presidente Felipe Calderón nos ha costado 40 mil víctimas, la posición visceral de sacarlo inmediatamente nos llevaría a una cosa mucho más terrible.

En este sentido dijo que la exigencia de las organizaciones de Juárez tienen que ver con los agravios que esta ciudad ha recibido. Pero no es lo mismo la realidad del Ejército en Juárez que en Tamaulipas, pues cada estado tiene una relación particular con las fuerzas armadas. Hubo una presión para que se incluyera en la demanda, y claro que nosotros estamos por su salida, pues nunca estuvimos de acuerdo con que el Ejército saliera a las calles, pero regresarlo como salieron sería una riesgo atroz.

Álvarez Icaza dijo que los planteamientos recogidos en las relatorías –entre las que también se incluyó promover el juicio político a Calderón– tienen que procesarse en las próximas semanas y meses, revisarse en función de los alcances de las agendas de cada una de las entidades para determinar la forma de recogerlas finalmente para el conjunto del movimiento. En esa misma lógica se incluyen tanto las propuestas como las acciones de resistencia civil que se plantearon durante las discusiones de este viernes.

En torno a la resistencia civil, Sicilia comentó que por ahora se tienen que agotar las instancias legales y las posibilidades del diálogo en la lógica de exigencia. Sólo posteriormente se revisaría si un incumplimiento a las demandas implica la necesidad de acciones de resistencia más amplias.

Se reconoció que existieron confusiones sobre los alcances del pacto y se aclaró que su firma este viernes en Ciudad Juárez fue una expresión simbólica de lo que en su momento fue presentado en el Zócalo. En la relatoría se incluyó la diversidad de agendas de múñtiples organizaciones y entidades, de agravios específicos que se deben procesar, pero que no necesariamente forman parte de un agravio nacional.

Finalmente, Álvarez Icaza comentó que el balance final de la caravana es positivo en lo concerniente a identificar el dolor de los familiares de las víctimas y la participación de las organizaciones sociales en los estados recorridos, pues, sin duda esta visibilización del dolor toma ahora un cause mediante este movimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s