De ciudad Juárez por el Movimiento Nacional por la Justicia

Palabras del Frente Plural Ciudadano y Centro Pastoral Obrera de Cd. Juárez,

A las y los juarenses
A las y los mexicanos
A las y los compañeros del Movimiento Nacional por la Justicia con Paz y Dignidad

La Marcha Nacional por la Justicia con Paz y Dignidad ha sido un signo visible y cierto de la realidad de violencia, de injusticia y de dolor a que hemos estado sometido las y los mexicanos,  por quienes juraron representar los intereses comunes, proteger la integridad y la seguridad ciudadana, y propiciar el desarrollo con igualdad y justicia.  Mandatos, juramentos y obligaciones que no han sido cumplidos, y ha quedado de  manifiesto con la presencia de miles de ciudadanos y ciudadanas, que en silencio lanzaron el grito de ya basta, no más sangre.

Ciudad Juárez esta unido con la multitud que pide justicia con paz y dignidad, y camina con las víctimas de una guerra que no es nuestra y que ha sembrado el dolor, la impotencia y la rabia en miles de familias y comunidades a lo largo y ancho del país.

Saludamos con respeto y  solidaridad a Javier Sicilia, quien le dio a su dolor personal, la dimensión social y nacional de los asesinatos de todos y todas las hijas, madres, padres, hermanas, hermanas, amigas y amigos, que hoy se lloran en muchos hogares y esperan justicia.

Abrazamos y reconocemos la valentía, el coraje y la decisión de  quienes decidimos salir a las calles y carreteras, y de muchos que recorrieron un largo camino para unirnos en una sola voz, que no ha sido escuchada por el gobierno.  Esa voz demuestra que ha iniciado un movimiento que no se detendrá hasta la justicia, hasta la paz y el establecimiento de un orden que vele y proteja con verdad, el bien común.

Este movimiento necesita de una ciudadanía unida, fuerte y con una misma mirada del país que necesitamos y merecemos.  Sabemos así mismo, que necesitamos consensos y acuerdos para tomar las decisiones que representan el legítimo sentir de las familias de casi 40 000 personas asesinadas impunemente, y de millones de víctimas que viven en el miedo, la pobreza y la injusticia.

Agradecemos y reconocemos que la comunidad nacional vuelva su rostro a Cd. Juárez y que la firma de un pacto se realice en nuestra ciudad,  es un paso más en la unificación de la voz que pide justicia y del movimiento ciudadano que lo impulse.

Desde Ciudad Juárez queremos llevar la palabra de colectivos, grupos y organizaciones que a través de los años hemos resistido, combatido y exigido el cumplimiento del pacto republicano expresado en las garantías individuales de la Constitución Mexicana, la vigencia de los derechos humanos contenido en instrumentos nacionales e internacionales y la exigencia de una vida digna para todos, para todas.

Del pacto nacional que emerge del Movimiento por la Justicia, les expresamos:

  1. Coincidimos en los 6 puntos que este pacto propone, y enfatizamos en la necesidad de rechazar rotundamente la reforma a la Ley de Seguridad Nacional que establecería legamente la militarización del país.
  1. Expresamos que la desmilitarización del país es exigencia que no tiene margen de negociación, de eso depende el alto a la sangre que se derrama diariamente en cada calle y ciudad del país.
  1. Les invitamos a abrazar la causa de las y los trabajadores que se traiciona con la reforma a la Ley Federal del Trabajo y debe ser rechazada. La falta del empleo digno y salario suficiente es parte esencial del problema de violencia que se vive en  México.
  1. Reconocemos y coincidimos  que el pacto debe ser ciudadano,  entre mujeres, hombres, jóvenes, trabajadores, campesinos y sociedad entera en su diversidad.  El gobierno debe cumplir con su mandato y ante su ceguera,  la ciudadanía necesitamos unirnos y ser  vía para que el gobierno y los funcionarios escuchen, atiendan y trabajen en establecer la  justicia, la  igualdad y el desarrollo social,  atendiendo las causas de fondo y no con respuestas  de forma y de  discurso.
  1. Nos oponemos a todo diálogo con el gobierno en Cd. Juárez, en Morelos o en cualquier punto del país, en tanto no existan garantías para el mismo, y los militares continúen en las calles.
  1. Les pedimos escuchar,  comprender y acoger el clamor y la realidad de una ciudad que ha vivido la injusticia sistemática de los  feminicidios,  con la continuada muerte y desaparición de mujeres y una justicia aun pendiente,  del juvenicidio provocado por la falta de oportunidades para las y los jóvenes que con desprecio son  llamados ninis, de la precarización del trabajo obrero con un proyecto maquilador de ganancia millonaria y de trabajo precario de los llamados mano de obra barata, y de los miles de asesinatos que aumentan día con día, y que no reciben justicia a pesar del Operativo Conjunto Chihuahua, la Operación Coordinada Chihuahua y el programa federal de seguridad Todos somos Juárez.

La experiencia propia y la historia nos han enseñado que con el gobierno no se pacta.  Las y los hermanos de Chiapas lo vivieron con los acuerdos de San Andrés que aun pactados, fueron incumplidos, la misma suerte ha seguido la Sentencia de la Corte Interamericana por las muertes de mujeres del Campo Algodonero, a pesar del peso moral y obligación de México como parte de la comunidad internacional, y nuestra experiencia reciente con el rotundo fracaso de los 100 puntos y 100 días del programa  Todos Somos Juárez.

Al gobierno y los gobernantes les corresponde responder a quienes se debe, hacer propias las exigencias de la ciudadanía y empezar a trabajar en recuperar el país que la ineficacia, los intereses de grupo y la corrupción ha penetrado en las instituciones, que Sicilia bien definió como podridas.
Invitamos a la ciudadanía decidida a seguir caminando juntos y juntas, al grupo convocante de la Marcha Nacional, a las víctimas de la violencia, a los trabajadores y trabajadores empobrecidos, a todos los esfuerzos organizativos de la diversidad de grupos, colectivos y organizaciones no gubernamentales a unirnos, a dialogar y reforzar el gran Movimiento Ciudadano Nacional, a seguir exigiendo justicia con  paz y dignidad, trabajo digno, ya basta de sangre, con la exigencia de  la acción inmediata de un gobierno que trabaje para las y los gobernados y si no puede, que renuncie.

En solidaridad y hasta la justicia
FRENTE  PLURAL CIUDADANO Y CENTRO DE PASTORAL OBRERA DE CD. JUAREZ

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s