Reanuda Marcha por la Paz trayecto hacia el DF

Luego de pernoctar en comunidad indígena de Coajomulco, reinició la caminata. Antes de partir de esa localidad, Javier Sicilia destacó que la movilización es una expresión democrática de la sociedad.

Alonso Urrutia, enviado, y Rubicela Morelos, corresponsal
Publicado: 06/05/2011 08:38

Tres Marías, Mor. La marcha-caravana por la Paz con Justicia y Dignidad arribó a este poblado poco después del mediodía.

A lo largo de la jornada de hoy se han sumado representantes de diversas organizaciones sociales para demandar un viraje en una estrategia de seguridad pública y nacional que sólo ha aumentado la violencia y ha heredado miles de muertos.

Por otro lado, a pesar del “saludo” presidencial a la movilización efectuado anoche, organizadores de la marcha censuraron el “doble” discurso del presidente Felipe Calderón, en donde lo único que no cambia es su obstinación por mantener al Ejército en las calles, sostuvo Rocato, uno de los convocantes a la movilización.

En el fondo, el saludo presidencial sólo busca reducir el impacto de la manifestación porque no hay ningún cambio de fondo en la postura de Calderón. “Él sigue obstinado en mantener a los militares en las calles, porque eso ha sido su política y visión para contener al narcotráfico”, agregó Rocato.

Sin embargo, es claro que en aquellas entidades donde se ha enviado al Ejército o la Marina a combatir los cárteles de la droga, solamente se ha detonado mayor número de ejecuciones. No ha obtenido resultados la estrategia, y la intención de la marcha es denunciar principalmente la ineficacia de esa estrategia.

Mientras tanto, entre los manifestantes, la demanda generalizada es la justicia para sus casos particulares o para las agresiones de aquellos que se dedicaban a la defensa de los derechos humanos. Lo mismo en Oaxaca o en Morelos, se ha asesinado a dirigentes sociales, cuyas desapariciones se esconden entre tantas ejecuciones de la guerra contra el narcotráfico.

Entre los participantes hay dos representantes de la organización de Las Abejas, del municipio de Acteal, que a 14 años de la masacre no han encontrado justicia. Alberto Pérez Arias, indígena tzotzil de 17, perdió a su madre en 1997, en la masacre en Chiapas. Silencioso marcha hoy junto con las decenas de agraviados que caminan rumbo a la ciudad de México.

Resguardada por la Policía Federal, la marcha reanudó su recorrido y se calcula que en hora y media arriben al poblado de Parres, el primero que se ubica ya en territorio del Distrito Federal, aunque este viernes los manifestantes pernoctarán en Topilejo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s