Activista deja Juárez tras recibir amenazas

A principios de marzo también abandonaron Ciudad Juárez la familia Reyes Salazar y la activista Malú García Andrade, para resguardar su vida

INSEGURIDAD. La Subprocuraduría de Justicia de Chihuahua informó que en 2010 registraron más de mil ejecuciones en Ciudad Juárez (Foto: TOMÁS BRAVO REUTERS )

CIUDAD JUÁREZ. La cofundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Marisela Ortiz, abandonó esta frontera luego de las amenazas que recibió de grupos del crimen organizado, informó el visitador de la Comisión Estatao de Derechos Humanos (CEDH), Gustavo de la Rosa Hickerson.

A principios de marzo también abandonaron Ciudad Juárez la familia Reyes Salazar y la activista Malú García Andrade, para resguardar su vida.

El visitador explicó que ante la gravedad de estos ataques solicitará a la Secretaría de Gobernación “que active el mecanismo de protección para defensores, como hay en Colombia y otros países cuando se presenta una crisis”.

De la Rosa Hickerson explicó que Ortiz presentó una queja ante la CEDH y luego “nosotros vamos a presentar la denuncia; ella se fue de la ciudad con toda su familia por temor”.

“En la queja que presentó, presume que la agresión en su contra pudiera tener su origen en la denuncia que hizo por el delito de trata de blancas”.

El 12 de enero, Luz Elena Mears, Marisela Ortiz y Malú García, líderes de la organización no gubernamental, ofrecieron una conferencia para informar que habían denunciado la trata de blancas ante la Fiscalía de Justicia en la Zona Norte.

Entre los negocios donde posiblemente se ubiquan los responsables y que no precisamente sean los dueños o encargados, se encuentran estéticas, panaderías, escuelas de computación y bares, señalaron.

La maestra Ortiz se inició como activista en 2001, tras la desaparición y asesinato de su alumna Lilia Alejandra García Andrade, quien luego de sufrir intensas torturas durante cinco días, fue estrangulada y su cuerpo arrojado a un lote baldío.

En febrero de ese año, la profesora y Norma Andrade (madre de Lilia Alejandra) fundaron la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, a la que se unieron diversos familiares y amistades cercanas a las jóvenes asesinadas y desaparecidas.

La organización ha llevado el caso de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez al plano nacional e internacional.

En los últimos años, Ortiz y sus compañeras han recibido 30 amenazas y han sufrido diversos actos de intimidación por su trabajo como defensoras de los derechos de las mujeres.

La intimidación

La amenaza contra la cofundadora de la asociación Nuestras Hijas de Regreso a Casa se hizo a través de una manta que colocaron en la escuela secundaria federal número 60, que se encuentra en la colonia Juárez Nuevo.

De acuerdo con los vecinos, sujetos en tres unidades colocaron la manta donde se amenaza a la maestra.

Publicado por: El Universal.http://www.eluniversal.com.mx/estados/79824.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s