Boletín de prensa del 07 de marzo. Nuevas actividades de la COMECOM

Ponentes de la COMECOM

Hace unas semanas, las organizaciones e individuos que nos agrupamos en la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización y la Violencia (COMECOM), convocamos a una jornada de actividades para hacer público nuestro rechazo a toda forma de violencia, principalmente la que es consecuencia de esta guerra contra el pueblo que el gobierno federal ha desatado desde 2006.  La jornada incluyó una marcha –que concluyó con el encendido de miles de veladoras-, un foro de discusión y un acto político cultural. Todas estas actividades se realizaron en la Ciudad Universitaria de la UNAM, los días 17 y 18 de febrero de 2011.

A la marcha acudieron cerca de 1500 personas de muy diversa filiación política: miembros de organizaciones sociales, estudiantes, sindicatos, colectivos, académicos, vecinos y pueblo en general. La marcha partió del parque La Bombilla con destino a la explanada de Rectoría, donde se encendieron alrededor de siete mil veladoras. La consigna, escrita con mayúsculas y visible desde el aire, fue clara: NO A LA MILITARIZACIÓN.

Cabe mencionar que todo el acto estuvo cubierto ampliamente por distintos medios de comunicación, y que sus registros aparecieron al día siguiente en los diarios de circulación local y nacional. En algunas de las notas se decía que la movilización había sido contra el crimen organizado y la violencia. Es verdad, pero también fue contra la militarización del país, contra está guerra absurda que nadie a pidió pelear, contra esta guerra en la que el pueblo pone los muertos y los poderosos se hacen ricos. Esa guerra a la que Eduardo Galeano definió como producto del “narcosistema” en la que “unos ponen la nariz y otros ponen los muertos, y unos declaran la guerra y otros reciben los tiros”. La movilización no sólo ocurrió en la ciudad de México; está tuvo réplicas en la ciudad de Oaxaca, Tijuana, Mexicali y en la embajada de México en Londres.

El viernes 18, decenas de jóvenes nos reunimos en el auditorio “Narciso Bassols”, de la Facultad de Economía, sede del Foro contra la Militarización y la Violencia, que contó con la participación del periodista Carlos Fazio, Antonio Cerezo representante de la COMECOM además de Irving Luégano, y Luis K’ Fong, provenientes de Ciudad Juárez y Chihuahua. Ante un público compuesto mayoritariamente de estudiantes, los compañeros chihuahuenses alzaron la voz y compartieron su desgarrador relato. Hablaron de lo peligroso y desesperante que es vivir en una guerra que nunca pidieron. Una guerra que enriquece a unos y empobrece a otros. Una guerra que prepara el terreno idóneo para la persecución de activistas. Una guerra absurda en la que ya no se sabe quién es más criminal: si el que trafica o el que hace como que lo persigue.

El Foro concluyó con un exhorto a la organización y a la movilización de los diversos sectores de la sociedad, sin importar orientación política ni región geográfica. En Chihuahua, nos dijeron los compañeros, la solución pasa por el regreso definitivo de los militares a los cuarteles, y se conseguirá en la medida en que la sociedad pierda el miedo y se organice, tal y como lo han hecho en las “Kaminatas Kontra la Muerte”, por mencionar un ejemplo. Al terminar el intercambio de comentarios entre la mesa y el público, dio inicio el acto político-cultural en Las Islas, con la participación de diversos artistas de rock nacional, folklore y música popular, trova de protesta, son cubano y jazz fusión.

El día lunes 21 de febrero, nuestro compañero Jazyhel Luévano –quien viajó de Ciudad Juárez al DF para participar en distintos eventos contra la militarización y la violencia -, nos comunicó que la Policía Federal lo hostigó en el aeropuerto de la Ciudad de México. Lo llevaron a un cuarto aislado donde le hicieron una revisión exhaustiva y le cuestionaron sobre su actividad política. Al final lo dejaron ir, pero antes anotaron en una libreta todos sus datos (nombre, dirección, CURP, RFC, escuela, carrera que estudia, etc.).

El viernes 25 de febrero nos enteramos, por medio de nuestros compañeros de lucha en Chihuahua, que habían sido hallados los cuerpos de María Magdalena Reyes Salazar, su hermano Elías y la esposa de éste, Luisa Ornelas Soto. Algunos medios de comunicación difundieron la versión de que los cadáveres habían sido encontrados con “narco-mensajes” y que se investigaría un posible vínculo de la familia con el crimen organizado. Nada más falso y vil: todos sabemos que esta familia fue atacada porque durante años tuvo el valor de alzar la voz y denunciar la injusticia. Basta recordar que Josefina Reyes (asesinada en 2010) fundó el Comité de Derechos Humanos del Valle de Juárez y participó en foros contra la militarización.

Sabemos que por acción, inacción u omisión el gobierno del estado y el federal tienen responsabilidad en estos crímenes, y sabemos también que el asesinato de miembros de la familia Reyes es un acto más en este afán de los poderosos por silenciar las voces disidentes que denuncian la brutalidad y los verdaderos objetivos de su guerra. Sabemos pues que estos sucesos son un hecho más en esa tarea de militares y paramilitares por criminalizar o eliminar la protesta social. Desde aquí nuestra solidaridad con doña Sara y toda la familia Reyes.

Otro acto de intimidación contra defensores de derechos humanos y activistas sociales ocurrió el miércoles 2 de marzo. Al finalizar el mitin en solidaridad con la familia Reyes –realizado en la representación del gobierno de Chihuahua en DF- los compañeros Lorena Sosa y Mictlantecutli Catana fueron interceptados por un sujeto en motocicleta (al que policías del DF reconocieron como agente federal) quien los amenazó por haberlo fotografiado.

Aunado a esto, vemos como día a día el proceso de militarización se extiende por todo el país: desde Tijuana hasta Tapachula podemos encontrar miles de militares patrullando las calles y librando una guerra contra el crimen organizado en la que la mayor parte de los muertos son gente inocente. Así lo demuestran las cifras que Guillermo Galván Galván ofrece en su “Reporte confidencial”: Fuerzas de Seguridad Pública: 1, 481 elementos asesinados y 1,046 heridos. Ejercito: 81 muertos y 190 heridos. Cárteles: 870 muertos y 190 heridos. Esto es 2,432 muertos de los 34, 612 que la misma Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) ha reconocido. Y los otros 32 mil, ¿a qué fuerza pertenecían?

En las últimas semanas comienzan a hacerse comunes las imágenes de militares patrullando el DF, en operativos contra el crimen organizado o dirigiendo el transito en avenidas principales. Cuando Marcelo Ebrard –Jefe de Gobierno de la Ciudad de México- ha sido cuestionado al respecto, este se ha limitado a contestar que la presencia de militares es minúscula y siempre coordinada con la Secretaría de Seguridad del DF. La militarización se extiende, pero también se extiende la resistencia y la voz de rechazo a la militarización se hace más fuerte. Por todo el país vemos que la sociedad se está organizando y las demandas de “no más sangre” y “alto a esta guerra” son ya un consenso en gran parte del pueblo mexicano.

En la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización y la Violencia sabemos que nuestra lucha por parar esta guerra es una lucha a largo plazo. Entendemos que la guerra es un negocio bastante redituable para empresarios y políticos de todos los partidos. La guerra es un doble negocio –el de la destrucción y la reconstrucción- que implica millones de pesos en ganancias para los señores del dinero, y millones de muertos para el pueblo.

Por eso nos hemos propuesto salir a las calles, a las plazas publicas, a los mercados a todos los lugares donde nos sea posible. El objetivo: organizarnos con nuestro pueblo para hacer frente a la guerra. Iremos a las calles con miles de volantes a informar a la gente de cuanto presupuesto destinan a esta guerra, mientras día con día los productos de la canasta básica se hacen inalcanzables. Como Coordinadora estamos convencidos de que si existe alguna posibilidad de frenar la guerra de Calderón, ésta sólo puede encontrarse en la gente. Porque somos nosotros quienes ponemos los muertos y ya no queremos seguir haciéndolo.

Por lo anterior los invitamos a protestar contra el feminicidio este martes 8 de marzo a las 17 hrs. Del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez. Acompañando al Movimiento Nacional contra el Feminicidio.

Durante los meses de marzo y abril estaremos realizando jornadas de difusión masiva. Iremos a las colonias populares y las delegaciones donde ya se encuentra el ejercito a solidarizarnos con los habitantes.

El 30 de abril realizaremos un acto dirigido a los niños- Las fechas, horas y lugares las podrán consultar en nuestra página electrónica.

A T E N T A M E N T E

Coordinadora Metropolitana contra la Militarización y la Violencia
COMECOM
https://jovenescontralamilitarizacionylaviolencia.wordpress.com/
juareznoescuartel@gmail.com   
http://twitter.com/juareznoescuart
Facebook: COMECOM Pueblo Organizado

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s