Seguimiento de la jornada por la justicia en Ciudad Juárez

Publicado por El Diario Local.
Ciudad Juárez, Chihuahua
Horacio Carrasco
El Diario | 30-01-2011 | 00:48
Con la participación de más de 50 agrupaciones sociales, algunas de ellas nacionales e internacionales, y con la petición a los miembros de los partidos políticos y funcionarios de gobierno de que se abstengan de participar, ayer comenzaron las “Jornadas Camino a la Justicia” en Ciudad Juárez, que comprende un ayuno de decenas de personas.

 

El evento congregó a cientos de personas en la Plaza Benito Juárez, muchas de ellas representantes de decenas de organizaciones sociales, feligreses de 10 parroquias, estudiantes del Seminario Conciliar y seis familias afectadas con la masacre del fraccionamiento Villas de Salvárcar, de la cual hoy se cumple el primer aniversario.

Cientos de personas tomaron la explanada donde instalaron tiendas y sillas, además de llevar equipo de sonido y colgar mantas y pancartas en la estructura metálica que protege el Monumento.

Sergio Meza de Anda, miembro del Plan Estratégico de Ciudad Juárez, dijo que esta jornada es una expresión ciudadana importante donde han coincidido muchas organizaciones y sobre todo muchas voluntades solicitando que haya más justicia en Ciudad Juárez.

“Somos una sociedad que se ha construido sobre libertades coartadas, engaños, simulación, impunidad, injusticia y estamos viviendo las consecuencias, por eso estamos pidiendo un alto a todo eso, todos juntos”, agregó.

Para que haya una sociedad en paz se tiene que tener una sociedad más justa, y es lo que se está solicitando, que haya más justicia en la ciudad, informó.

Explicó que la jornada de ayer comprendió tres eventos:

Uno, a las 9:00 horas, un ayuno en el Monumento a Benito Juárez, con testimonios de víctimas y posicionamiento político de los convocantes, además de una celebración ecuménica de la Palabra.

Dos, a las 11:00 horas partió una caravana hacia la colonia Anapra con miras a realizar allá un encuentro binacional, con organizaciones de Estados Unidos, a través de la malla ciclónica que divide los dos países en esa zona, además de realizarse charlas, conferencias y mesas informativas y de servicios.

Y tres, a partir de las 17:00 horas nuevamente en el Monumento a Benito Juárez iba a realizarse un evento con velas encendidas, además de otra celebración ecuménica, un homenaje al obispo Samuel Ruiz y una actividad cultural.

La jornada terminará hoy, empezando a las 11:00 horas con un homenaje a Mahatma Gandhi, luego otra celebración ecuménica y finalmente la clausura.

Sergio Meza expresó que más de 50 agrupaciones participan, algunas de ellas de otras partes del mundo como de Uruguay, Estados Unidos, Centroamérica y algunos países de América del Sur.

Toman parte Fellowship of Reconciliation, Global Exchange, Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México, una organización de Salzburgo de Austria, Grupo Cristianos por la Paz de El Salvador y Servicio de Paz y Justicia de México y América Latina, entre otras.

Dijo que además acudieron representantes de algunas organizaciones de alcance nacional y aparte recibieron más de mil 250 cartas de solidaridad de diversas partes del mundo.

El ayuno es realizado por unas 40 personas, durará sábado y domingo, y se esperaba que el número de participantes creciera ayer durante el transcurso del día, agregó.

Emilia González Tercero, quien trabaja en la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos A.C. (Cosyddhac), dijo con esta jornada se pretende centrarse en dos cosas: justicia y no masacre. Se pretende que haya lo que no hay: justicia, y nadie quiere más violencia, informó.

Rebeca Montemayor López, pastora de la Iglesia Bautista, vino desde la Ciudad de México a apoyar la jornada e informó que acudieron unas 10 personas desde la capital de país.

El sacerdote Óscar Enríquez leyó el posicionamiento político del evento y dijo que ayunan para permitir que ante el terror creado en Ciudad Juárez y en el país, el pensamiento se aclare e integre el actuar de cada persona hacia el bienestar y el bien común.

“Sumamos las voces en lo que nos une: la exigencia de justicia, de la verdad sobre los hechos, del desarrollo humano y no sólo económico”, agregó.

“Definimos el camino a la justicia como aquel donde la simulación de las autoridades no cabe y en el que los primeros pasos deben ser garantizar la integridad, la vida y las libertades fundamentales de cada ciudadano”, informó.

Expresó que las “Jornadas Camino a la Justicia” son un evento político que a la vez que denuncia propone desde el ejemplo, pues los participantes tienen claridad en su dignidad y desde allí se reconocen como creadores de oportunidades de vida y de comunidad.

Dijo que ante la criminalización de la protesta y de la vida social, toman el espacio público y hacen un acto de confianza para confrontar la violencia y la muerte en la cual se quiere encerrar a los ciudadanos.

“Retomamos el clamor de libertad y de paz ante el agravio a Darío Álvarez, la exigencia de justicia y fin a la impunidad ante los feminicidios de Marisela Escobedo y Susana Chávez, para manifestar que no hemos olvidado a las mujeres desaparecidas y los miles de huérfanos que esta ciudad acoge y cuidará, y también para ponernos codo a codo con cada padre y madre que ha perdido a un hijo o una hija”, agregó.

La doctora Leticia Chavarría Villa, miembro del Comité Médico Ciudadano, se dirigió a los desplazados por la violencia para decirles que “los extrañamos y que ésta es su casa”.

Informó que los médicos siguen trabajando a pesar de las amenazas y extorsiones, y recordó a los migrantes que transitan por esta ciudad buscando mejores oportunidades, además de invitar a los asistentes a reconocernos en cada hombre y en cada mujer indígena.

Expresó que hoy se cumple un año de la masacre del fraccionamiento Villas de Salvárcar, cuya contestación del gobierno fue el plan “Todos somos Juárez”.

“Pero en realidad fue una respuesta improvisada sin escuchar las necesidades reales, complejas y plurales de la sociedad”, dijo.

Agregó que para la paz y la justicia no hay fronteras y que la tragedia fortalece internamente a la gente para constituirse como sociedad valiosa y valiente.

“Estamos dispuestos a cultivar la esperanza y alcanzar la justicia en Juárez”, expresó. “Y a sumar nuestras voces a los miles de conciudadanos que viven inmersos en la zozobra cotidiana”.

Enseguida, los asistentes se pusieron cubrebocas en solidaridad con las personas que ayunan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s